Skip to content


News 138 – ME DIJE “¡SON LAS LARVAS, ESTUPIDO!”

Hola

Como el dengue sigue estando de moda, al menos hasta que empiece el invierno, insistimos con él, esta vez tratando de reforzar las ideas transmitidas anteriormente, y procurando encontrar las consignas para inculcar en la poblacion lo hábitos que la hagan protagonista indelegable en esta lucha comunitaria

En el primer articulo, un relato de como se puede llegar a la máxima simplificación en la prevención de la plaga, a costo reducido, que hemos tratado de graficar en nuestro número anterior bajo el titulo “todo por $2″. Se agrega un video que acentúa la lucha contra la larva

En segundo lugar, un artículo con una actualización de información sobre Repelentes- 2009, del Departamento de Salud Ambiental – Dirección de Determinantes de la Salud e Investigación Ministerio de Salud de la Nación. Es una publicación de SERTOX, servicio de Toxicología del Sanatorio de Niños de la Ciudad de Rosario. Agradecemos el aporte a la Dra. Biologa, Maria Virginia Introini, Jefa Area Vigilancia Entomológica, Coordinación Nacional de Control de Vectores del Ministerio de Salud de la Nación, que a partir de ahora pasa a formar parte del grupo de amigos y colaboradores de MDOCTOS.COM

Vamos al primer artículo:

1. adidas stan smith homme ME DIJE A MI MISMO: “¡SON LAS LARVAS ESTUPIDO!”

Debo confesar que, luego de leer y releer todo los que caía en mis manos respecto al dengue, me mareaba con estadísticas, tipos de virus y estudios de laboratorio, las tareas de fumigación y descacharrización, el uso de repelentes y mosquiteros, así como el vaciado de los depósitos de agua limpia en domiciliarios y peridomiciliarios. Nike Roshe Run Heren Me envolvía en elucubraciones obre las grandes inversiones que los sistemas de salud hacen para luchar contra un mosquito que mide menos 1 cm, unas lavas que miden 5 milímetros y un virus infinitamente pequeño. Participe en numerosas campañas de difusión sobre la lucha contra el mal, pero permanentemente recibía la misma respuesta de muchas personas muchas de ellas habitualmente bien informadas: “Pero hace rato que en mi barrio no fumigan!!” Y ante mi pregunta de si esa personas o su familia había revisado sus patios, sus jardines, las tumbas de sus seres queridos, y los baldíos circundantes en busca de espejos de agua con larvas, dudando y un tanto avergonzados las respuesta es casi sistemática: “La verdad…que no…” Me he preguntado en que falla nuestro mensaje después de unos 15 años de difusión sobre el tema dengue, para que nos mareemos con información que no conducen a una actividad eficiente. Inne Buty Adidas En términos del fomento de la cultura contra el dengue, recordé que los médicos que hoy peinamos canas, hemos asistido a la aceptación universal de las vacunas contra numerosas enfermedades que en otras épocas aterrorizaban a la población. Recordé también, cuando era niño, a finales de los años 50, época pre-vacunatoria de la poliomielitis, la epidemia de esta enfermedad que nos tenía en jaque: la lucha contra la polio tenía algunos íconos: mamá hirviendo el agua abtes de consumirla, las sillas de ruedas que esperaba alos sobrevivientes, y la máquina estrella : el pulmotor, casi una leyenda que permitía a los enfermos graves pudieran respirar . Pocos años después aparecieron las vacunas, primero la inyectable (Salk) y finalmente la gloria para niños y adultos, la vacuna Sabin en gotitas por vía bucal. Adidas Superstar Verde Uomo

Pronto el pulmotor quedó en el olvido para el gran público, solo lo tienen bien presentes los sobrevivientes de aquella tragedia, que aun hoy están dentro de esas maquinas de respirar, postrados para siempre. El ícono contra el dengue, equivalente al pulmotor, es otra máquina: la camioneta con un aparato fumigador esparciendo la nube de insecticida, “motor” que tiene mucha prensa, que parece el fin de todos los males y del que el mundo no quiere convencerse que sirve para muy poco.

  • Cleveland Cavaliers
  • Dándole vueltas al asunto, de tanto apego a ese sistema que sigue gozando de un inmerecido prestigio, y procurando encontrar elverdadereo ícono definidor contra el debgue, algo dentro de mí hizo “click” , y, algo avergonzado por no haber percibido antes lo obvio y sencillo de lo que estaba descubriendo, me dije “SON LAS LARVAS, ESTUPIDO!!”. Quizá en mi subconsciente jugó esta historia: En los años 1990, el equipo de apoyo al entonces candidato a presidente de EEUU Bill Clinton, descubrió un slogan que lo llevaría al triunfo: “es la economía, estúpido!!”. Nike Air Jordan 5 Womens
    No se si Clinton y los suyos decían esto por sí mismos o por los demás, la cuestión que a pesar del tono agresivo y casi insultante de ese enunciado, por alguna razón que quizá solo entiendan los expertos en comunicación, no espantó a los votantes, quizá porque hasta ese momento no se habían percatado cuan obvio era que la clave de los problemas del país en ese momento era la economía, y entonces, con la cola entre las piernas, los votantes le pusieron su voto al bueno de Bill (que a todo esto, resultó ser una “buena mandarina”). Atlanta Hawks También los antropólogos y sociólogos podrían explicarnos esta curiosa consigna que los comunicadores norteamericanos no solo pudieron percibir como de eficaz entrada a en las voluntades de los votantes, sino que tuvieron la audacia de hacerlo campaña y encima tener éxito . Air Jordan 3 Donna Sería bueno saber si en otros países, al menos en el nuestro semejante lema sería exitoso.

  • LUNARGLIDE 8
  • En nuestra lucha contra el dengue, nosotros, por nuestra parte, hemos insistido en que el camino expedito, eficaz y económico es la lucha contra la larva, que, según parece tiene un costo cercano al cero absoluto, quizá con solo los gastos de la campaña de difusión masiva, que de todas maneras ya se hacen. Pero debempos decir que las campañas publicitarias, tal cual actualmente se realizan, tratan de comunicar muchas cosas, que terminan por sobrecargar de información al ciudadano común, pero sin dar pautas para la acción, que se obtendría con un mensaje claro, sencillo, evitando la multiplicidad de consejos, lo que hace que no se cumpla ninguno. nike air max 1 ultra moire femme Por ello, viene a cuento parafrasear a los asesores de campaña que sabían lo que hacían. Sea nuestro slogan entonces: “¡ SON LAS LARVAS, ESTUPIDO !!” En buen romance esto implica dejar de “perder el tiempo” en entender los complicados detalles de la enfermedad, los sesudos mecanismos que utiliza la medicina y otras ciencias para estudiar, diagnosticar, curar el dengue, que llena de datos la cabeza del ciudadano común, que tiene de por sí bastantes problemas para subsistir, cuidar su trabajo o defender su seguridad, como para que ocupe neuronas en los intríngulis de una enfermedad de la que básicamente tiene que tener a la vista , en forma permanente y vigilante , su papel activo e impescindible em la destrucción de las larvas por el simple procedimiento de tumbar o desecar cacharros, huecos, cubiertas de autos o floreros y maceteros. Esta sencilla práctica no llegar nunca a transformarse en hábito en la población, lo que puede observarse fácilmente en los patios, en las gomerías y en los cementerios. Yeezy 350 Boost

    Mas aun, cuando se les recuerda la sencilla consigna, no es asimilada: puedes pasar a la semana siguiente de haberle indicado que se quite el agua de las cubiertas abandonadas, la mayoría de las veces siguen allí con las larvas en su parsimonioso desarrollo hacia pupas y mosquito adulto (tenemos un mes para impedirlo, un mes para quitar esas aguas malditas y aun así muchas veces no lo hacemos). ¿No es una estupidez que ocurra esto? Es lo que tambien me dije a mí mismo, cuando fumaba 20 cigarrillos por día (hasta hace mas de 10 años, hoy lejanos por suerte). soldes nike 2017 Un día dejé de ser negligente con ciertas molestias que sentía en el pecho, a la que me había acostumbrado como “algo natural” y ese día me dije: “es el cigarrillo, estúpido”; con ese auto-insulto actué de inmediato, arrojando a la basura el paquete casi lleno que estaba consumiendo; o cuando mucho después tuve un problema coronario por no haber atendido correctamente mis niveles de colesterol y la sobremarca de la balanza; el cirujano que me puso un stent-coronario, me dijo “es el colesterol y el sobrepeso…!”; la palabra “estúpido” se dibujó en su cara, aunque no la dijo por que es bien educado, pero yo me encargué de agregarla, entiendiendo mi propia estupidez, (con el agravante de estar suficientemente informado dada mi profesión); de tal manera, también , en las siguientes semanas puse al colesterol por los suelos y el fiel de la balanza bajó a niveles adecuados. El embate contra el dengue, nos hace acordar de otro proceso sanitario, la lucha contra el paludismo (malaria, “chucho”) transmitido también por un mosquito (anopheles), que presenta similltudes y diferencias con el dengue (cuyo mosquito transmisor es el aedes). Nike Blazer homme adidas gazelle uomo rosse Fué en la década de 1940, en la Argentina, bajo la dirección del Dr. Ramón Carrillo,que en un par de años culminó la batalla de casi un siglo contra el paludismo, que quedó entonces relegado a ciertos bolsones, que nunca pudieron ser erradicados, y que, peligrosamente, ahora se reactivan en esta época de enfermedades re-emergentes. El caso es que las larvas del mosquito anofeles no se encuentran en los pequeños depósitos de agua limpia en los domicilios y alrededores, sino en los charcos y en las partes de corriente lenta de los arroyos y ríos. El combate a la malaria se hizo también con insecticidas, para eliminar el mosquito adulto, pero la fuerza principal actuó… albion silver sobre las larvas . Claro que los procedimientos son otros. Para la lucha contra el dengue, alcanza la mano de un niño, que puede tumbar el agua de una regadera del jardín, de una botella olvidada en el patio, o el llenado de arena en un florero en el cementerio. O la mano de papá que coloque una tapa hermética en los tanques de agua de las azoteas o en las piscinas caseras. Para actuar sobre los nidos de la malaria, en cambio, fueron (son) necesarias obras de ingeniería, con mano de obra fuerte, que maneje palas y maquinarias para realizar drenajes, desecado y relleno de pantanos, para cubrir la superficie de los pantanos con sustancias aceitosas que asfixien a las larvas, y ocasionalmente, oscurecer ciertos espejos de agua con enramados, para impedir, por falta de sol, el desarrollo de ciertos microbios que sirven de alimento a las voraces larvas, matándolas literalmente de hambre. Si los procedimientos contra las larvas de dengue tiene un costo cercano a cero, contra el paludismo no parece tan barato, no?. Nike Air Max 2017 Heren rood Pero los paralelos y divergencias vienen al caso He aquí un video producido en Brasil, en el que se destacan fundamentalmente los nidos de larvas; obsevadolo, a este y otros similares, una y otra vez, saqué la conclusión de mi propia torpeza por no haber simplificado las estrategias, lo que me hizo exclamar: “”¡Son las larvas…bobo!”

    2. South Carolina Gamecocks En este segundo artículo, ACTUALIZACION 2009 sobre REPELENTES – MSN - ANMAT – - SERTOX (SANATORIO DE NIÑOS DE ROSARIO)

    Hasta la próxima y…


    0 Responses

    Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.



    Some HTML is OK

    or, reply to this post via trackback.